<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12598316\x26blogName\x3dDiario+del+Capit%C3%A1n\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://diariodelcapitan.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_VE\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://diariodelcapitan.blogspot.com/\x26vt\x3d-2376428920089410522', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

febrero 06, 2007

HE PERDIDO A UN SER QUERIDO




Las pérdidas pueden ser de diferentes tipos : El extravío de un celular, pérdidas de dinero en negocios, pérdida de la salud ya sea nuestra o de alguien que apreciamos , una pérdida afectiva como el rompimiento de una relación amorosa, un divorcio y , en fin, un sin número de cosas parecidas que afectan nuestra sensibilidad en mayor o menor grado.

Pero tarde o temprano estaremos enfrentados a la pérdida de un ser querido, de alguien a quien realmente amamos y esta pérdida es la que realmente va a estremecer nuestros cimientos, va a tocar en lo mas profundo de nuestro ser y afectará notablemente nuestros sentimientos.

Años atrás, siendo Director de una de nuestras escuelas de formación militar, enfrenté la pérdida de un sacerdote, nuestro Capellán, el Padre Manuel. Encontró la muerte en un estúpido accidente de tránsito y sufrí junto a sus familiares la angustia de sus últimos días en una sala de terapia intensiva. Lloré, y esto lo hago con mucha facilidad, la partida del amigo, de un miembro de mi otra familia a la que algunos conocemos como la Familia Naval. Me afectó muchísimo escuchar a su hermano, otro sacerdote, la manera en que debía enfrentar la ida a España para comunicarle a unos viejitos, sus padres, el fallecimiento de su hermano Manuel. Del Padre Manuel me queda el recuerdo de las largas horas que pasamos discutiendo y conformando el primer programa de Ética y Moral que se dictó en nuestro Instituto y que fue realmente exitoso. De esa pérdida, pasado un cierto tiempo, me recuperé.

En fecha reciente mi hija mayor, María Gabriela , me comentó como su grupo familiar lloró desconsoladamente por la pérdida de uno de sus tantos perros, Danny, que fue sacrificado por tener cáncer. Hasta la muerte de un animal te crea estados de desasosiego, de tristeza. Poco a poco se van recuperando de esta pérdida y sus amigos veterinarios ya les regalaron un nuevo perro , hembra en este caso, que es una preciosa Pastor Alemán.

Entre los años 98 y 99, el destino me llenó el camino de obstáculos, los cuales resumo: Fallecimiento de mi madre, matrimonio de mi hija pocos meses después, el nacimiento de Diego, uno de mis nietos, fallecimiento de un entrañable amigo, fallecimiento de mi suegra y de mi padre con un día de diferencia. De todos estos, el que mas me conmovió fue la pérdida de mi madre, porque en nuestros cálculos no estaba en la lista, pero para morirse sólo falta estar vivo.

Cuando mi madre fallece entré en un estado de depresión por mas de seis meses. Lloraba sin ningún motivo aparente en cualquier lugar público o privado. Afortunadamente un matrimonio amigo se “encargó” de mí durante esta fase y con el tiempo comenzó a mejorar mi estado depresivo. Esta es la parte más dolorosa de la recuperación pero no dura para siempre.

Ir al matrimonio de mi hija y pensar que mi madre no la vio en este momento tan importante de su vida, no haber conocido a su primer biznieto y luego los sucesos de mi amigo, mi suegra y mi padre terminaron de cerrar el circuito de afectación de esos dos años. Ya han pasado nueve años de esto y si bien es cierto que los recuerdo con nostalgia, algo que es muy normal sobre todo en fechas tan especiales como cumpleaños, aniversarios y otras fechas especiales, creo haberme recuperado de esa pérdida.

En fecha reciente a una persona amiga le falleció un familiar y a través de este post, que eventualmente puede leer en algún momento, quiero darle mi aporte, mi apoyo, mi hombro para que llore, mis brazos y mi cariño para consentirla y hacerle transitar este amargo momento con paz y serenidad, de la misma manera en que fui ayudado por unos amigos cuando pasé por el mismo trance. Creo que lo mejor que puedo hacer en este momento es que ella sienta que me tiene cerca, que estoy a su lado, y que sólo quiero escucharla, abrazarla y dejarla que exprese todo lo que siente.

Tu ser querido murió y sabemos que no va a regresar, debes aceptar esa dura realidad, no sólo en tu cabeza sino también en tu corazón. Vas a sentir mucho dolor y todas las emociones que lo acompañan: tristeza, rabia, miedo, impotencia, desesperación, culpa…. No lo escondas, exteriorízalo y compártelo con familia y amigos de confianza, ya sabes que cuentas conmigo. Refúgiate en tus creencias, también allí puedes encontrar paz y sosiego. Aunque sientas que el mundo se ha parado para ti, también es cierto que la vida sigue con sus muchas y quizás nuevas exigencias. La vida te espera llena de nuevas posibilidades.

De las tantas cosas que hablamos por teléfono, ya que estás muy distante, al menos físicamente, te dejo el siguiente párrafo:

”En ninguna otra situación como en el duelo, el dolor producido es total: es un dolor biológico (duele el cuerpo), psicológico (duele la personalidad), social (duele la sociedad y su forma de ser), familiar (nos duele el dolor de otros) y espiritual (duele el alma). En la pérdida de un ser querido duele el pasado, el presente y especialmente el futuro. Toda la vida, en su conjunto, duele” ......... J. Montoya

Pídeme lo que necesites y confía en tus propios recursos para salir adelante. Se te quiere de este lado de la pantalla .....

Gabriel (a) El Capi

febrero 02, 2007

FELIZ CUMPLEAÑOS DAYA SHAKTI

Un Hoy bien vivido hace que cada Ayer sea un sueño de felicidad y cada Mañana una visión de esperanza. Te mereces toda una vida de mañanas preciosas. Gracias por ser alguien con quien siempre podemos hablar, meditar, reflexionar y compartir. Contar con tu amistad es una prueba de que Dios nos quiere. Espiritualmente hoy contigo.

Feliz Cumpleaños Daya Shakti

Gabriel ( a ) El Capi

P.D.: Además de la torta con nutella también tendrás gelatina de múltiples sabores. Y castpost no dejo insertar la musiquita ... lo siento.