<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12598316\x26blogName\x3dDiario+del+Capit%C3%A1n\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://diariodelcapitan.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_VE\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://diariodelcapitan.blogspot.com/\x26vt\x3d-2376428920089410522', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

abril 21, 2007

EL RESPETO

EL RESPETO A LOS DEMAS, FORTALECE EL RESPETO Y CONFIANZA EN NOSOTROS MISMOS.

Una vez un monasterio estaba pasando por momentos muy difíciles. Solamente quedaban cinco miembros: el monje director y cuatro más, todos mayores de 60 años. En las montañas cercanas al monasterio vivía un monje venerado. Al jefe de los monjes se le ocurrió preguntarle al hombre santo si él podría ofrecer algún consejo que pudiera salvar el monasterio.
El monje jefe y el monje santo hablaron largo rato, pero cuando le preguntó por el consejo, el santo simplemente respondió diciendo: "Yo no tengo consejo que darle, la única cosa que yo puedo decirle es que uno de ustedes es el Mesías quien representará un gran papel en elevar a la humanidad." El jefe de los monjes, al regresar al monasterio, le contó a los otros monjes lo que el hombre santo le había dicho.
En los meses que siguieron, los viejos monjes meditaron sobre las palabras del hombre sabio. "¿El Mesías es uno de nosotros?" cada uno de ellos se preguntó a sí mismo. En la medida que pensaban acerca de esta posibilidad, comenzaron a tratarse uno al otro con extraordinario respeto dado que uno de ellos podría ser el Mesías. Ellos comenzaron a notar las especialidades de cada uno y se volvieron muy unidos.
Y dada la posibilidad de que uno de los miembros podría ser el Mesías, también comenzaron a tratarse a sí mismo con extraordinario cuidado. En la medida que el tiempo pasó, la gente que visitaba el monasterio notó el aura de respeto y gentil bondad que rodeaba a los cinco viejos miembros del pequeño monasterio.
Difícilmente sabían por qué, pero la gente comenzó a regresar al monasterio. Comenzaron a traer a sus amigos, y sus amigos trajeron más amigos. En unos pocos años el pequeño monasterio una vez más se había vuelto un próspero monasterio, gracias al regalo del hombre santo.

Respetarse a sí mismo y respetar a los demás es la base para ganar amigos.

Si tienes amigos que te valoren por lo que eres, es un tesoro. Este tesoro no se puede comparar con ninguna riqueza material, es el signo de verdadera prosperidad.

p.d.:

Gracias Gilbert por este mensaje ... que hoy comparto con quienes me leen

abril 12, 2007

UCAB y WORLDMUN

Artículo de José Toro Hardy

En momentos en que desde las trincheras del oficialismo surge en Venezuela un mensaje devastador con respecto a los objetivos que deben caracterizar la educación en nuestro país, un grupo de estudiantes venezolanos se sobrepusieron a la mediocridad que se intenta imponer y demostraron al mundo que la nuestra es una nación capaz de destacarse en los escenarios más exigentes y competitivos.
Desde hace ya varios años, se vienen celebrando el llamado Modelo Mundial de las Naciones Unidas (WorldMun), donde estudiantes agrupados en delegaciones provenientes de todo el mundo, se reúnen para simular las discusiones y negociaciones de la ONU, sobre la base de sus reglas y procedimientos, con el fin de recomendar las soluciones que más convengan a la humanidad.
En esta ocasión participaron unos dos mil estudiantes agrupados en delegaciones que representaban a 220 de las más destacas universidades del planeta, procedentes de más de 50 países. Se trató del evento más numeroso e importante que se haya realizado en los 16 años de trayectoria del Modelo Mundial de las Naciones Unidas.
A partir del pasado 30 de Marzo y por una semana, las delegaciones se dieron cita en el Salón de Plenarias de las Naciones Unidas ubicado en el Palais de Nations, sede de las Naciones Unidas en Ginebra. Allí se distribuyeron en diferentes comités para tratar temas actualmente debatidos en la Organización Mundial de Comercio (OMC), la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización de Estados Americanos (OEA), el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, el Fondo Monetario Internacional, Amnistía Internacional, la Corte Internacional de Justicia, Organizaciones no Gubernamentales, etc..
La altura y la calidad de las intervenciones vino a demostrar no sólo la extraordinaria preparación y calidad de los participantes, sino que además una vez más puso en evidencia que la búsqueda de la excelencia debe formar parte fundamental de la formación que cada país debe procurar darle a su juventud. Las naciones que no entiendan esto, están condenadas al fracaso.
La idea de realizar estos modelos surgió inicialmente en la Universidad de Harvard, donde se determinó que resultaba indispensable ir preparando los líderes que en el futuro fuesen capaces de aportar soluciones a los más acuciantes problemas que afectan al mundo. La excelencia es el requisito que se le exige a los participantes, ya que sobre ellos recaerán el día de mañana inmensas responsabilidades.
Con desbordado orgullo venezolanista me complace anunciar que a la delegación de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), le fue otorgado el galardón como la mejor delegación del mundo entero, haciéndose acreedora al premio "Outstanding Delegation", por haber acumulado la mayor cantidad de menciones en reconocimiento a su extraordinaria participación en la representación del país. Como si esto fuera poco, la Universidad Central de Venezuela obtuvo el segundo lugar.
La UCAB quedó pues en primer lugar, superando a otras universidades de enorme trayectoria tales como Oxford, Yale, West Point, la Sorbona, la Universidad de Dusseldorf, entre muchas otras. Aparte del galardón como la mejor delegación, la UCAB obtuvo también 9 reconocimientos diplomáticos por su participación en los diversos Comités.
Es la primera vez que una universidad de Latinoamérica obtiene la distinción como mejor delegación y, junto con la Universidad de Lahore de Pakistán, son las únicas universidades procedentes de países no angloparlantes que se han hecho alguna vez acreedoras a esta distinción.
Honor a quien honor merece. La delegación de la UCAB fue organizada y dirigida por Bernardo Pulido Márquez e integrada además por María Clara Curé Gómez, Oscar Machado Sánchez, Rosana Toro Clemente, María Dolores Vallenilla Sosa, Ignacio Baquero Méndez, Stefano Fossa Castelló, Santiago Ross Neri, Gabriela Grinsteins Planchart, Joaquín Lascurain Vogeler, Francisco Márquez Lara, Anabela Tinoco Ricol, Leonel Prieto, Andrea Eugenio Piñero Veitía, Vanesa Falcón, Felipe Abel Flores, Marcela Scarpellini, María Victora Romero y Mercedes Suárez Berti.
Al ver la actuación de estos muchachos, una expresión de fe y esperanza me surge de lo más profundo: ¡Nuestro país saldrá adelante! ¡Sí saldrá!
Los valores y la formación de nuestros jóvenes, sumados a su actitud competitiva, sin duda alguna servirán para corregir el rumbo.
Lo afirmo no sólo con orgullo patriótico sino también como padre de uno de los delegados que hicieron quedar el nombre de Venezuela muy en alto.