<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12598316\x26blogName\x3dDiario+del+Capit%C3%A1n\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://diariodelcapitan.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_VE\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://diariodelcapitan.blogspot.com/\x26vt\x3d-2376428920089410522', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

octubre 28, 2005

Glamour vesus miseria


Una triste historia de reinas de belleza venezolanas y lo que la droga ha hecho con ellas. Este artículo salió publicado en el semanario Quinto Día, y tengo entendido que alguna estación televisiva local les hizo un reportaje ......
-----------------------------------------------------------------
Helena Merlín, Mis Barinas 1975

Damaris, tal y como se describe, mantiene su rebeldía como un estilo de vida. Le preguntamos si consumía drogas y nos respondió que no. Tal vez, su situación de mendicidad es la que ha deteriorado su estado físico y mental. Pesa lo mismo que cuando concursó: 45 kilos. A través de su ropa, se le notan sus huesos. De ritmo pausado al hablar y caminar, se le observa el cansancio de estar en la calle. Ella sólo quiere una ayuda poder volver a ver a su progenitora y tener un techo digno donde dormir.
Al igual que Damaris, encontramos a Helena Merlín, de 50 años, viviendo en las calles de la Isla de Margarita, una rubia que dejó deslumbrados al jurado por su esbelta figura y belleza en el certamen nacional de 1975. Incluso, dicen las personas que la conocieron, que ha sido la mejor candidata que pasó por el concurso del Miss Venezuela. De ojos azules como el cielo y una cabellera de oro, ahora vive en extrema pobreza. La droga la ha consumido. No es ni la sombra de lo que fue en una época.
—¿Helena, qué está haciendo ahora?
—Estoy parqueando y lavo carros en los centros comerciales y bancos que están aquí en la avenida 4 de mayo. Lo que gano me lo fumo en piedra todas las noches.
—¿Pero, por qué una candidata al Miss Venezuela ahora está en la indigencia?
—Mi historia es muy triste. Yo fui una mujer exitosa, incluso, hasta fui aeromoza en el avión presidencial del ex presidente Carlos Andrés Pérez. Era su azafata preferida. Pero la droga me llevó a caer en este abismo.
—¿Mantuvo una relación amorosa con Carlos Andrés Pérez?
—Sí, es todo un caballero. Mantuvimos nuestro romance a escondidas. Pero también sostuve una relación con el actor Carlos Mata, quien hasta me pidió matrimonio, ¿qué tal?, pero yo no acepté.
—Cuando me habla de abismo, pareciera que no deseara salir. ¿Desde cuándo consume drogas?
—Desde hace cuatro años, todo comenzó por la muerte de mi padre: él era todo para mí, él fue Presidente del Altamira Tenis Club de Caracas durante muchos años. Yo vengo de una familia de clase alta, pero el destino me jugó una mala pasada. Me enamoré de un mal viviente que me enseñó la famosa piedra. Yo, para olvidar la pena, la consumí como loca. Imagínate, en algún momento llegué a comprar más de doscientas de ellas. Quería morirme. La pena me estaba matando.
—¿Y su familia? ¿Por qué no la apoya?
—Tengo tres hijas, ellas viven aquí en Margarita, pero se cansaron de ayudarme. Yo a veces las busco, me hacen falta, pero no puedo vivir con ellas. Me hace falta la droga. Cuando paso un día sin consumirla me vuelvo como loca, se me queman los dedos por fumar.
—Cuando piensa en lo que era, ¿qué le viene a la mente?
—Una gran tristeza. Yo fui una mujer bella, incluso, hasta llegué a ser campeona nacional de tenis. En el concurso quedé de cuarta finalista y me enviaron a concursar al Young International en Japón. Fui imagen de una reconocida línea de productos de belleza. Pero en la década de los 70 estuve involucrada en el robo de vehículos. Comandaba una banda llamada Los Merceristas. Yo los robaba en Caracas y los entregaba en Cúcuta. Por ese caso pasé varios meses en la cárcel.
—¿Qué es lo que más desea?
—Quiero salirme de este mundo cochino. Quiero, por favor, que el Presidente Chávez me envíe a Cuba. Yo le prometo que se lo pago como sea. Este mundo de la indigencia es lo peor que le puede pasar a un ser humano. La piedra y el sida es lo peor.
De la pasarela a la calle
Tanto Damaris Ruiz como Helena Merlín viven en ciudades distintas, pero con similares realidades. Ambas fueron misses y ahora se encuentran en la indigencia. Según los psicólogos, no es muy común este tipo de casos. Pero están claros que una de las causas que pueden llevar a una persona a convertirse en mendigo es la droga y el alcohol. Sin embargo, consideran que existen patologías asociadas que son el detonante que llevan a estas personas a deambular por las calles. Entre ellas, la esquizofrenia simple que se puede manifestar al momento de una fuerte depresión o desilusión amorosa o pérdida de trabajo, entre algunos factores externos. La diferencia es que para el enfermo es muy difícil salir de estos estados sin la ayuda de los especialistas.
De acuerdo a los expertos en la materia, se calcula que en Venezuela de cada cinco personas que se encuentran en la indigencia, tres han sido profesionales, estudiantes universitarios o imágenes públicas reconocidas. El caso de Damaris y Helena son uno de tantos que nos dejan una lección de vida.
Quinto Día... El Semanario de Los Nuevos Tiempos







octubre 23, 2005

Mensaje para las generaciones futuras .....



Año 1.981
1- El Príncipe Carlos de Inglaterra se casó.
2- El Liverpool fue campeón de Europa.
3- Falleció el Papa.

Año 2.005
1- El Príncipe Carlos de Inglaterra se casó.
2- El Liverpool fue campeón de Europa.
3- Falleció el Papa.

Si en los años por venir, al Príncipe Carlos se le ocurre anunciar que piensa volver a casarse y el Liverpool se mete en la final de la Champions por favor:
Avísenle inmediatamente al Papa.

Gráfico bajado de:
http://www.fewings.ca/

octubre 21, 2005

Las excusas ....

Autor: Camilo Cruz

Alguna vez escuché de un gran escritor decir que no había necesidad, por grande que pareciera, que justificara inventar una excusa. "Tus amigos no las necesitan y tus enemigos no las van a creer de todas maneras, entonces para que darlas. "Sin embargo, todos los días escuchas personas dando excusas por todo.

Excusas por llegar tarde, excusas por olvidar citas pendientes, excusas por no hacer suficiente ejercicio, excusas de por qué no han logrado el éxito económico deseado, excusas sobre por qué sufren de exceso de peso.

Todas las excusas buscan justificar algún tipo de acción mediocre que hemos cometido o que estamos cometiendo. ¿Cuántos de ustedes conocen por lo menos a una persona que en algún momento, tratando de explicar un fracaso, no ha apuntado su dedo, buscando culpables a su alrededor?.

Lo cierto es que la mayoría de las personas poseen un variado arsenal de justificaciones, excusas, mitos, mentiras, suposiciones, y disculpas para justificar cualquier tropiezo. Curiosamente, lo único que todas estas excusas parecen tener en común es que sitúan la culpabilidad fuera de la persona misma. Para la persona mediocre, su fracaso es el resultado de la discriminación, o del sistema, o de la falta de amor por parte de su familia, o de apoyo por parte de los amigos, o de la envidia de los demás, o simplemente de la falta de oportunidades. Los menos atrevidos culpan al destino, mientras los más sofisticados culpan a la situación económica, al sistema político o a las tendencias globales.

Muchos culpan a Dios por sus desventuras. Los más cínicos profesan que "no es lo que uno sepa sino a quién conozca". Los resignados aceptan que "lo que ha de ser para uno será para uno, y que si no ocurre, pues no era para uno, y por algo será, y a lo mejor no me convenía, y ...", o que "lo importante no es ganar o perder, sino haber tomado parte en el juego". Toda una serie de diferentes maneras de justificar su mediocridad que los exonera de toda culpa. Para todos ellos, sus fracasos parecen siempre ser el resultado de una conspiración en su contra.

Lo cierto es que es fácil racionalizar nuestra mediocridad y encontrar culpables por nuestros fracasos, si de antemano hemos aceptado que la responsabilidad por nuestro éxito y felicidad personal no es enteramente nuestra. Así que después de muchos años de esperar vanamente que alguien hiciera algo por nuestra felicidad, después de muchos años de estar cansados de estar cansados, después de muchos años de clamar justicia y pedir oportunidades desde la comodidad de nuestro sillón favorito frente al televisor, después de encontrar cuanta excusa fue posible encontrar sin que nada cambiara, hemos llegado frente al mayor de todos los paradigmas sobre la felicidad y el éxito en el nuevo milenio.
¿Cuál es este paradigma? Muy simple: El aceptar un 100% de la responsabilidad por nuestro éxito. Esta actitud te da poder, abre tu mente a nuevas oportunidades y te obliga aceptar el compromiso ineludible para con tus metas y aspiraciones. Si decides hacerlo, encontrarás el camino hacia la realización de todos tus sueños.

Bien decía el poeta Amado Nervo, "porque veo, al final de mi rudo camino, que yo fui el arquitecto de mi propio destino".

octubre 12, 2005

Algo de humor para hoy ..... !!!

La Pecadora ...... ¿Pecado?

- Padre, perdóneme porque he pecado.
- Dime, hija, ¿cuáles son tus pecados?
- Padre, el demonio de la tentación se apoderó de mí, pobre pecadora.
- ¿Cómo es eso, hija?
- Es que cuando hablo con un hombre tengo sensaciones en el cuerpo que no sé como describirlas...
- Hija, por favor, que también soy un hombre...
- Sí, padre, por eso vine a confesarme con usted.
- Bueno hija, ¿y cómo son esas sensaciones?
- No sé cómo explicarlas, por ejemplo, ahora mi cuerpo se rebela a estar de rodillas y necesito ponerme más cómoda.
- ¿En serio?
- Sí, quiero relajarme y quedarme tendida...
- Hija, ¿tendida cómo?
- De espaldas al piso, hasta que se me pase la tensión...
- Y qué más?
- Es como que tengo un sufrimiento que no le encuentro acomodo.
- ¿Y qué más?
-Como que espero un poco de calor que me alivie...
- ¿Calor?
- Calor, padre, calor humano, que lleve alivio a mi padecer...
- ¿Y qué tan frecuente es esa tentación?
- Permanente, padre, por ejemplo, ahora me imagino que sus manos sobre mi piel me darían mucho alivio...
- ¡Hija!
- Sí, padre, perdóneme, pero me urge que alguien fuerte me estruje entre sus brazos y me dé el alivio que necesito...
- ¿Por ejemplo yo?
- Por ejemplo, usted es la clase de hombre que imagino me puede aliviar.
- Perdóname, hija mía, pero necesito saber tu edad...
- Setenta y cuatro padre.
- Hija, vete en paz, que lo tuyo es reumatismo.

octubre 04, 2005

De nuevo con ustedes ....

Después de un prolongado período de navegación intento estar de regreso. Me alejé un poco por motivos de trabajo, vacaciones, cursos de mejoramiento y otras “guarandingas” mas. Llevamos a cabo ( mi hija y yo ) varios eventos importantes en Agosto y parte de Septiembre. De vacaciones fui a Bahía de Los Piratas y las Olas Resort, ambos en la región centroriental de este hermoso país, para los lectores no residentes en Venezuela , en compañía de mis hijas, mi yerno y mis nietos, la pasamos muy bien. Cuando ordene un poco las fotografías les “postearé” algunas fotos y comentarios.
Dicté algunos talleres de Reggaeton, Tecnomerengue, Salsa Casino, Tambores y Ballet ( en este último era alumno junto a Luis mi yernito preferido, fue en el curso de mejoramiento ). La foto que acompaña el “post” es de mi instructor de ballet, no soy yo aunque me parezca un poco. Así que para la próxima temporada dictaré este taller también. Por favor los interesados anótense con tiempo, que la lista es larga. Es tan larga como la que tiene Caribbean Girl en su blog para patear al innombrable.
Y con mi amiga Daya Shakti incursionamos en algunas actividades culinarias de la cocina árabe, hindú y pasapalos gourmet. Esta actividad mas la Terapia Homa, me permitió compartir con ella y algunas de sus amistades, una experiencia muy interesante. Demás está decir que ya Daya tiene demanda para los próximos meses y espero que me invite, una vez mas, para ayudarla a lavar los platos. Amén de las sesiones de fotografía que están por venir para Noviembre y Diciembre, en algunas revistas gastronómicas. Para quienes visitan este blog el cariño y el afecto de siempre.
El Capi .....